Recuerdos & promesas rotas.

Dirás que son solo recuerdos, momentos muertos. No lo niego son como imágenes que oculta el tiempo. No tendrán vida propia pero tu les diste una, una oportunidad de formar parte de tu historia. Y los recuerdos son parte de tu mente es algo inerte. Tu memoria después de tantas cosas sigue fuerte, recordando aquellos momentos intensos de tu vida. Tu primer beso, tu primera experiencia prohibida. Tu primera caricia, tu primer perro, primer amigo. Tu primer novio que luego se hizo enemigo, testigo de tus primeras experiencias en la vida. Empezaste a tropezar y ha levantarte de caídas, con la ayuda de mamá y papá que están ahí desde el primer segundo y nunca han dudado de ti. Pero van pasando los años y vas olvidando cosas, aunque hay cosas que nunca se olvidan como el olor a rosas. Los momentos del pasado se marchitan poco a poco, porque hay recuerdos malos que a veces hacen tocar fondo tan profundos que te hacen pensar, recapacitar. Comerte la cabeza en un mar que te quiere ahogar. Recuerdas tu primera bronca, tu primer castigo, porque se que existen promesas que jamás has cumplido. Recuerdas tu primer fallo, tu primera cagada. Tus comienzos, tu primera letra sigue bien guardada. Recuerdas la primera vez que hiciste el amor.
Luego todo se echo abajo y aun recuerdas el dolor, el rencor que llevas dentro, los sentimientos rotos, ver que el seguía contigo pero tan solo en fotos. Es entonces es cuando recuerdas las discusiones tontas, gritos por todo y por nada. También recuerdas las típicas peleas con tu hermana, del colegio amigos que se fueron sin decirte nada. Se van, los recuerdos a donde irán, supongo que habrá un lugar donde permanecerán. Y seguirán, seguirán estando allí siempre porque hay cosas que no se olvidan ni después de la muerte.